Los tatuajes pueden hacerte sudar menos

Publicado por Eusebio Sánchez el

Comentarios (0)

Deportista tatuado sudando

Cuando nos hacemos un tatuaje nos preocupamos con que cure bien, que no tengamos ninguna infección o reacción alérgica y procuramos cuidarlo para que tenga buen aspecto (o eso deberíamos). A veces olvidamos que un tatuaje significa abrir con agujas una herida en la piel para introducir en ella una sustancia externa que nada tiene que ver con nuestro organismo, y no tenemos en cuenta cómo puede afectar a nuestro cuerpo.

Pues bien, la Universidad Alma College de Michigan ha hecho un estudio para comprobar si el sudor en una piel tatuada es distinto o no a la piel sin tatuar. Para hacer la investigación se contó con 10 jóvenes sanos de unos 21 años, dichos jóvenes contaban con un tatuaje con una circunferencia de unos 5.2cm en un lado de su cuerpo, sin tener tatuaje en el lado opuesto, para poder hacer una comparación. Algunos tatuajes eran recientes y otros tenían varios años.

Se aplicó en ambas zonas unos parches con nitrato de pilocarpina (usados normalmente para hacer pruebas de fibrosis quística), parches que hacen que la piel sude. Tras unos 20 min sudando, otros parches absorbieron el sudor.
El resultado: se observó que la piel tatuada de los 10 participantes había sudado unos 0,15/0,18mg frente a los 0,25/0,35mg del lado opuesto, es decir, menos de la mitad de sudor; y no solo eso, el sudor de las zonas tatuadas tenía más del doble sodio. La antigüedad del tatuaje no era relevante.

¿Por qué pasa esto?, ¿cómo puede afectar un tatuaje a la capacidad de nuestro cuerpo para sudar?.
Cuando nos hacemos un tatuaje e introducimos tinta en la piel nuestro sistema inmunológico se pone en marcha enviando células a la zona, algunas células llevan pequeñas cantidades de tinta a los ganglios linfáticos, donde ésta se disipa. Otras células se fusionan con la tinta para aislarla y otras inician una respuesta inflamatoria para curar el tejido dañado al hacer el tatuaje.

Dichos cambios alteran la fisonomía de nuestra piel de forma permanente, según dijo el profesor encargado del estudio a The New York Times, puede que algunos fragmentos de la tinta bloqueen algunas glándulas sudoríparas; o más probable aún, que las células inflamatorias alteren el entorno químico en esa área de la piel, de forma que retarda la respuesta de las glándulas y afecta a la cantidad de sodio que se incorpora al sudor.

¿Importa que ocurra esto?, ¿tenemos que preocuparnos?.

Deportista tatuado sudando

Nuestro cuerpo tiene una temperatura más o menos constante y cuando se ve superada nuestro organismo recurre al sudor para poder regularla, además de eso, usamos el sudor como vía para eliminar toxinas.
¿Corremos algún riesgo alterando nuestro sistema de refrigeración?, según el estudio, la piel tatuada suda menos de la mitad de lo que debería, ahora piensa en alguien que ha recibido una quemadura y ha perdido sus glándulas sudoríparas, dicha piel ha perdido toda capacidad para sudar. ¿Qué hace el cuerpo entonces?, se las ingenia y compensa sudando más por otras zonas sanas, por lo que en un principio no hay ningún problema.

¿Se le podría sacar partido a todo esto?, al leer el estudio he pensado en las personas que tienen problemas de exceso de sudor en zonas localizadas, muchas de ellas se tratan con botox reduciendo la cantidad de sudor. Si hemos visto que con un tatuaje sudas menos de la mitad pues oye, no es que un tatuaje en las axilas sea de lo más habitual, pero haberlos los hay.

De todas formas yo esperaría, ya que el estudio está hecho con únicamente 10 jóvenes, un número no muy representativo para un experimento, los responsables del estudio esperan poder repetirlo con más personas y en distintas situaciones, por ejemplo haciendo ejercicio, en vez de la estimulación química del sudor con parches.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información.

Subir